adidas se distancia de Sergio García tras su polémica con Tiger Woods

0

Año 1997. Tiger Woods hace historia al convertirse en el primer jugador de color en alzarse con el título de Augusta. Un veterano golfista, el norteamericano Fuzzy Zoeller, a la pregunta de qué pensaba sobre esta circunstancia, respondió con que, a partir de ese momento, en la tradicional Cena de Campeones comerían pollo frito. Desde ese momento, todo el mundo calificó la expresión como un comentario racista.

Año 2013. Se disputa el tradicional The Players, un torneo del PGA Tour, el que está considerado quinto grande. El norteamericano Tiger Woods se alza finalmente con la victoria después de que su gran rival, el español Sergio García, se fuera dos veces al agua en el ya famoso hoyo isla del 17. Se ponía punto y final a un torneo donde las relaciones, malas relaciones, entre ambos volvieron a hacer acto de presencia, con mensajes directos (e indirectos) del uno al otro y del otro al uno que vinieron a confirmar que Woods y García no son, precisamente, lo que podemos conocer como amigos.

Sin embargo, la polémica entre ambos no cesó una vez finalizado el torneo como ha sucedido en otras ocasiones sino que continuó una vez acabado el mismo, hecho este que se ha podido corroborar cada vez que, después de la cita, ambos mostraran sus discrepancias con respecto al otro cada vez que han sido cuestionados al respecto por los periodistas. No obstante, los ataques del uno al otro de una manera, más o menos, velada, pusieron al descubierto las desavenencias entre ambos que se agravaron cuando Sergio García, impetuoso en sus respuestas, tuvo lo que todo el mundo ha considerado como una verdadera salida de tono cuando después de la cena anual de gala del circuito europeo en Wentworth, a preguntas de un periodista de The Guardian, que cuestionó a García respecto a si invitaría a Tiger Woods a cenar dadas sus discrepancias, éste respondiera: “Sí, le invitaré cada noche y serviremos pollo frito”.

Automáticamente vinieron a la mente de todos los presentes las palabras que casi 16 años antes pronunciara Fuzzy Zoeller, catalogadas por todo el mundo como racistas. Durante los días siguientes, la llama de la polémica entre ambos ha ido in crescendo, avivada por el que todos han considerado ataque racista de García hacia Woods. El español, ante el cariz que estaban cogiendo los acontecimientos, ha salido a la palestra a desmentir que tuviera intenciones de emitir un comentario racista al respecto y que desconocía la historia y el significado de la expresión “comer pollo frito” en la sociedad norteamericana.

Sin embargo, pocos o nadie le ha creído y las consecuencias no han tardado en llegar. Importantes personalidades del mundo del golf, hasta ahora imparciales en el asunto, han salido en defensa de Woods y criticado duramente la actitud de García, con lo que la imagen del jugador dentro del circuito ha entrado en una peligrosa barrena que le puede traer negativas consecuencias, sobre todo en el apartado comercial.

Así, al respecto, la división de la marca alemana adidas para el mundo del golf, TaylorMade, vinculada de manera importante al jugador español en virtud de un importante acuerdo comercial, ha sido la primera en salir al estrado para desvincularse de las palabras emitidas por Sergio García y afirmar que no se ajustan a los valores defendidos por la marca, en lo que los expertos del sector interpretan como un duro tirón de orejas de la marca hacia su patrocinado que arroja las primeras dudas acerca de su futura continuidad en la relación contractual que les une.

Sergio García y TalyorMade unieron sus designios en el año 2002 a través de un multimillonario contrato en virtud del cual el jugador le cedía sus derechos de imagen durante los siete años siguientes a cambio de una cifra con muchos ceros a su lado, a la vez que firmaba un importante acuerdo de patrocinio con la marca, que ha sido prorrogado posteriormente y que continua vigente en la actualidad.

Solo el tiempo determinará el alcance de los comentarios supuestamente racistas que García emitió sobre Woods.