adidas se disculpa por la última polémica de Lavar Ball

0
Lavar Ball
Momento en el que la juez árbitro pita técnica sobre Lavar Ball
  • El padre de Lonzo Ball exigió una árbitro que le sancionó con una técnica fuera sustituída por un árbitro masculino en pleno encuentro de un torneo infantil en el que participaba como entrenador de uno de los equipos.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan en la actualidad las grandes marcas comerciales ante la aparición de las redes sociales es la exposición a una posible crisis de reputación que puede generarse por situaciones cuando menos comprometidas y que pueden traer consecuencias de difícil cuantificación para dichas compañías. El último ejemplo vivido es el que ha afectado de manera indirecta a la multinacional alemana adidas.

Polémica

La firma adidas se ha pronunciado (para algunos, demasiado tarde) por fin respecto a la última polémica generada por el “padre más famoso” de toda la NBA: Lavar Ball, progenitor de Lonzo Ball y que protagonizó un bochornoso incidente el pasado fin de semana en el torneo infantil en el que participaba como entrenador de uno de los equipos.

La polémica surgió después de que uno de los árbitros que dirigían el encuentro, mujer, pitara una técnica al polémico progenitor, lo que provocó que Ball amenazara con retirar al equipo del torneo, organizado por la marca adidas, si no se sustituía a la árbitro por un árbitro masculino.


[rad_rapidology_inline optin_id=optin_2]


adidas pide disculpas

Lo sorprendente del hecho es que adidas accedió y en pleno encuentro sustituyó a la árbitro, lo que generó una oleada de críticas hacia Lavar Ball (por descontado) pero también hacia la árbitro que ha desembocado en una importantísima crisis de reputación para la marca, lo que le ha “obligado” finalmente a pedir disculpas.

Detrás de dicha actitud de adidas se ha barajado que pudiera estar la posibilidad de que la compañía no quisiera ofender a Lavar Ball para no entorpecer las negociaciones que la marca estaría llevando a cabo para conseguir fichar como embajador a su hijo Lonzo, uno de los objetivos principales de las grandes compañías de ropa deportiva, algo que sin embargo la propia marca se ha encargado de desmentir.