Adidas se consolida en el mercado chino

0

La firma de ropa deportiva alemana se ha marcado un objetivo que, poco a poco, y con una buena estrategia empresarial, está consiguiendo: conquistar China.

A nivel mundial, Adidas es una de las marcas deportivas más consolidadas en todo el mundo, tan sólo superada en ventas por la americana Nike, en una ‘guerra’ constante entre ambas firmas que les lleva a buscar a los mejores deportistas para vestirlos, producir y desarrollar los mejores productos, o, como es el caso, conquistar los nuevos mercados.

Y este planteamiento es el que se hizo Adidas hace un par de años. Consolidada su posición a nivel global, el reto estaba en acaparar el mercado de las incipientes ‘nuevas economías’, y uno en especial: el mercado chino. Con una economía en constante crecimiento, China se convirtió en un nuevo objetivo para la firma alemana que se encontró con un competidor que no esperaba: frente a la esperada disputa que iba a tener con su ‘archienemiga’ Nike, el mercado deportivo chino tenía un nuevo competidor en la compañía Li-Ning, que pasó a convertirse desde ese momento en el objetivo a desbancar por Adidas. Y no parece que le haya ido muy mal. Así, Adidas creció el año pasado en el mercado chino casi un 30%, lo que supuso una inyección importante para la marca en su implantación dentro de dicho mercado.

Adidas abrió en el año 2011 más de 1000 nuevas tiendas en China, lo que le lleva a casi un total de 6700 puntos de venta en todo el mercado chino, un auténtico logro que le ha llevado a afianzarse como una de las marcas con más implantación dentro del mercado. Pero la estrategia de la firma es lo que realmente le ha llevado a alzarse con estos números: lejos de centrarse únicamente en las grandes ciudades, en un país con un vasto territorio por cubrir, Adidas decidió acercar la marca a todos aquellos que se encontraban a grandes distancias de esas grandes urbes a través de acuerdos con pequeños negocios locales que les convertían en una especie de ‘franquiciados’ de la marca, lo que viene a ser un ‘distribuidor oficial’, dotando a estos negocios por un lado de una gran reputación (la que tiene detrás la misma Adidas) mientras que en contraprestación la firma recibe una red de distribución de sus productos difícilmente alcanzable de otro modo. Esto ha llevado a marca alemana a conseguir incrementar sus ventas en el país asiático en más de 1000 millones de euros, todo un logro, y están convencidos de que el potencial que presenta China es aún mayor, por lo que trabajan confiados en obtener mejores resultados cada año que pasa.

Así, la opción elegida por Adidas de desconcentrar sus puntos de venta en el país fue una de las decisiones más acertadas de la marca desde que se embarcó en ese proyecto. El departamento de marketing de la marca observó como existía en China una incipiente clase media-alta bastante diseminada, no concentrada en los grandes núcleos urbanos, que se podían convertir con una política adecuada en potenciales clientes de la firma siempre que fueran capaces de acercar la misma a ellos, en lugar de ‘obligarles’ a recorrer grandes distancias para conseguir el último producto de la factoría Adidas.

Parece que por ahora la estrategia no le ha ido nada mal, y Adidas presenta unos números más que aceptables en su implantación dentro del país chino.