adidas se alía con el street marketing

0
  • La marca alemana lleva su lado más salvaje a las calles de las grandes ciudades

Una de las grandes apuestas de la compañía alemana adidas para este inicio de temporada no ha sido otra que su potente campaña de activación de sus nuevas adidas Predator Instict, sus nuevas botas de fútbol para los grandes embajadores de la compañía diseñadas especialmente para este inicio de las grandes competiciones europeas, donde ya podemos ver a esos grandes futbolistas calzar las citadas botas.

Sacar el lado más salvaje de cada jugador

Realmente la campaña podríamos decir que es una segunda parte de la puesta en marcha durante el Mundial de Brasil 2014 y que, repentinamente, la marca alemana tuvo que atenuar en cuanto a su potencial como consecuencia del mordisco propiciado por una de sus estrellas, Luis Suárez, al italiano Chiellini que supuso uno de los grandes escándalos del Mundial.

Arreciadas las críticas y las ironías que comenzaron a prestarse con la campaña de adidas y la figura de Luis Suárez, la marca alemana inició la temporada con el lanzamiento de esta agresiva campaña que invitaba a descubrir el lado más salvaje de aquel que portara sus nuevas botas, teniendo a un primer embajador de nivel para la citada campaña en el alemán del Arsenal, Özil.

El recurso del street marketing

Pero la estrategia de adidas para la presente campaña va mucho más allá del simple lanzamiento de una iniciativa más o menos viral que pueda ser descubierta a través del potencial de las redes sociales. adidas ha decidido salir a la calle e implicar a los transeúntes en su nueva campaña, acercársela a ellos directamente.

Y para ello ha puesto en marcha en las principales ciudades europeas una elaborada acción de street marketing que tiene como principal objetivo en principio las marquesinas o paradas de los autobuses en los centros de las ciudades, unas ubicaciones a las que adidas les ha dado su toque más selvático para convertirlas en auténticas junglas en algunas ocasiones o cualquier otro escenario expuesto en la campaña, que trate de sacar el lado más salvaje de cada viandante.