adidas respira: la NBA tendrá publicidad en sus camisetas

0

Inevitable. Así ve el futuro en cuanto al asunto de la publicidad en las camisetas el nuevo comisionado de la NBA, Adam Silver, que viene con estas nuevas manifestaciones a apaciguar algo las llamas del incendio que provocó nada más llegar al cargo con unas afirmaciones al respecto que venían a fiar, y para muy largo, el asunto de la publicidad en las camisetas.

Adam Silver ha asegurado que será inevitable que en el corto-medio plazo veamos a las camisetas de la NBA, unas manifestaciones realizadas en el escenario del 2014 IMG World Congress of Sports que vienen a matizar las que realizó el propio Silver nada más llegar al cargo. Así, Silver ahora considera que será “una oportunidad para los sponsors y patrocinadores, pero también para las franquicias. En los Estados Unidos cada vez se ven más encuentros de soccer, de Champions League o de la Premier League, lo que hará mucho menos traumático la llegada de la publicidad a las camisetas de la NBA bajo el prisma de los aficionados”, sentenció.

La NBA es una de las competiciones deportivas con mayor potencial de marketing. Sin embargo, en este aspecto, las camisetas de los equipos se limitan a lucir el nombre de las franquicias o de las ciudades.

Y si hay una compañía que respira después de esta nueva información, esa no es otra que la alemana adidas, que ve como estas manifestaciones suponen un soplo de aire fresco para sus tan criticadas, desde diferentes ámbitos, camisetas con mangas. Nada más llegar al cargo, Silver vaticinó dos hechos que dejaron muy tocado a la marca alemana: uno, que la publicidad tardaría en llegar, y mucho, a la NBA, justo lo contrario a las manifestaciones ahora realizadas, y otro, que, quizás presionado por las enormes críticas que en aquel entonces recibieron las camisetas con mangas de adidas, la NBA no las adoptaría como uniformes oficiales si los jugadores se oponían a las mismas. Ahora, siguiendo con sus declaraciones, el propio Silver afirma que el futuro en la NBA pasa por las camisetas con mangas en lugar de las habituales de tirantes, algo que ha supuesto un éxito de ventas, para sorpresa de muchos que no acaban de comulgar con esta versión de la NBA.

Sin embargo, los amantes de las teorías conspiratorias, consideran que las nuevas manifestaciones de Silver no son más que el siguiente paso en un guión minuciosamente estudiado y en el que tanto la NBA como la propia adidas desempeñan un papel perfectamente planificado. Recordemos que uno de los rumores que más fuerte suenan dentro de los mentideros de la NBA no es otro que el que dice que, de todas las voces críticas que se han alzado contra las mangas de la marca alemana, la que quizás se echa más en falta sea la de la propia NBA, una NBA que tan sólo se ha pronunciado al respecto justo en las declaraciones del propio Silver a los pocos días de tomar posesión, quizás presionado por las fuertes críticas que en aquellos momentos recibían las camisetas de la marca alemana desde diferentes frentes, y ahora, en boca nuevamente del propio Silver, con unas declaraciones muy diferentes a aquellas y en las que afirma que el futuro en los uniformes de la NBA pasa, precisamente, por las mangas de adidas.

Recordemos que una de las explicaciones al diseño que trata de implantar adidas más extendidas dentro del universo NBA es que, con ellas, las franquicias ganarían mayor superficie para implementar la publicidad, una publicidad que muchos afirman que cuando llegue será más del estilo de los monos de los pilotos de Fórmula 1, aprovechando cualquier rincón del uniforme para venderlo como soporte publicitario, que de los tradicionales uniformes del fútbol o el baloncesto europeo.

La publicidad en la NBA es, según Silver, cosa de tiempo, más bien, de poco tiempo. Las franquicias se frotan las manos ante los números que sus departamentos comienzan a estimar respecto a esta publicidad. Y, sobre todo, hay una marca hoy un poquito más feliz que ayer, adidas, que con las afirmaciones de Silver, consigue sacar la cabeza y respirar un poco para huir de la presión a la que jugadores de la NBA, encabezados por LeBron James (recordemos, jugador Nike) y otros estamentos están infringiendo a la marca en el asunto de las camisetas con mangas.