adidas respira: Derrick Rose volverá la próxima temporada

0

Después de las enormes críticas que ha recibido el jugador durante el tramo final de la temporada en la NBA, donde no son pocas las voces que afirman que el jugador se borró de los playoffs como consecuencia de la grave lesión que se produjo hace ahora casi un año y medio y que le ha mantenido alejado de las canchas todo ese tiempo, a pesar de tener desde hace ya unos meses el alta médica, la temporada que viene podremos ver en acción nuevamente al que estaba llamado a ser una de las grandes estrellas de la NBA: el jugador de los Bulls, Derrick Rose.

Ha sido el propio jugador el que, durante la gira que está realizando por varios países europeos, ha afirmado en Madrid que el año que viene será el año en el que los aficionados verán su regreso a los terrenos de juego. Y si esta afirmación estamos convencidos de que ha provocado alegría en los aficionados a los Bulls, no menor habrá sido el efecto causado en su principal marca patrocinadora, la firma alemana adidas, que durante todo este tiempo ha visto como una de las inversiones más gigantescas jamás realizada por una compañía en el terreno del patrocinio deportivo, ha estado a punto (hay quienes dentro de la compañía aún dudan de que no sea un verdadero fiasco puesto que habrá que ver las condiciones en las que vuelve Rose) de convertirse en uno de los mayores fracasos de la firma en toda su historia.

El contrato, recordémoslo, supuso el mayor jamás desembolsado dentro del baloncesto NBA por una marca para contar con un jugador como embajador: más de 200 millones de dólares en los próximos trece años en una decisión que ya desde su inicio fue catalogada, incluso dentro de la firma, cuando menos como arriesgada. El tiempo y la mala suerte, traducida en forma de lesión del jugador a los pocos meses de la firma con adidas, vino a dar la razón a esos agoreros que vieron como la fatalidad le daba alas a sus argumentos de que habían cometido probablemente el mayor error de su historia.

Para paliar consecuencias, nada más conocerse el alcance de la lesión, la firma norteamericana puso en marcha toda su maquinaria de marketing e ideó una campaña que tuvo al aficionado acompañando, a través de videos y spots, el proceso de recuperación del jugador, con el objetivo de que la marca Rose no se desvaneciera en el imaginario colectivo de los aficionados. Sin embargo, cuando ya se veía la luz al final del túnel y el jugador recibió el alta médica, la marca alemana vio como la decisión del jugador de no volver a las canchas hasta no estar recuperado mentalmente y se le quitara el miedo a otra posible lesión hizo que sus esperanzas se fueran por tierra. Las críticas recibidas por el jugador, al que los aficionados llegaron a llamarle “Mantequilla” Rose, por su fragilidad mental, no fueron buenas aliadas para adidas, que veía como la postura del crack de los Bulls podía incluso, no ya afectar a la imagen de marca del propio jugador, devaluándola, sino a la propia adidas. El hecho de que hubiera jugadores con lesiones parecidas a la de Rose que ya estaban nuevamente en el parquet no hizo sino acrecentar las críticas sobre Rose, a quienes muchos consideraron culpables de que su equipo, los Bulls, no pudiera pasar la eliminatoria ante Miami en los playoffs de este año aun cuando sus compañeros se dejaron todo en la cancha.

Por todo ello, seguro que el anuncio del jugador de volver a las pistas la temporada que viene ha sentado como un auténtico bálsamo en casa adidas, que en más de una ocasión durante todo este proceso se ha llegado a preguntar una y mil veces si no se habrían equivocado con Rose.