adidas rescinde su contrato con Tyson Gay tras su positivo

0

En el día de ayer habríamos MD con el positivo dado por el norteamericano Tyson Gay en un control sorpresa realizado el pasado 16 de mayo por consumo de sustancias prohibídas, sustancias que en principio no fueron reveladas.

El atleta, lejos de negarlo, reconoció haber cometido un error y se autocriticó duramente por haber confiado en personas que no debía. Sin embargo, el positivo de Gay traía consigo una serie de aristas y consecuencias que nada tenían que ver con el aspecto positivo y sí más bien con las relaciones del deportista con las marcas comerciales que le patrocinan.

Así, en el artículo hacíamos incapie en el hecho de que en este mundo del deporte y los patrocinios deportivos, nadie estaba a salvo de los escándalos que los embajadores de las marcas podían protagonizar, afectando duramente a la imagen de la marca que le pagaba. Así, si bien Nike ha copado durante los últimos años este peculiar ranking de marcas afectadas por escándalos de sus embajadores, con los casos de Tiger Woods, Lance Armstrong u Oscar Pistorius, el positivo de Tyson Gay, embajador de adidas, ha confirmado la enorme debilidad que las marcas, que desembolsan millones de dólares por vincular su marca e imagen a la del deportista del momento, tienen respecto a estos patinazos de sus deportistas.

A este respecto, ayer, tan sólo un día después de conocerse el positivo de Tyson Gay y donde el mismo copó las portadas de los medios de comunicación de medio mundo amén de las redes sociales, hemos conocido, por boca del portavoz de la empresa alemana, Oliver Brüggen, que la marca ha decidido rescindir el contrato con el deportista de manera tajante y unilateral hasta el punto de que “aún cuando se llegue a probar la inocencia del atleta, la decisión es irrevocable y no permitirá un paso atrás”, señaló.

La firma alemana cuida mucho este aspecto en los contratos que firma con sus embajadores, hasta el punto de que en los mismos incluye una cláusula en la que especifica que el compromiso entre las partes puede quedar rescindido de manera unilateral en el supuesto de que se dé un caso de dopaje en el representado.

adidas y Gay presentaban una relación que databa del año 2005, un periodo fructífero para ambas partes según Brüggen y en el que adidas definió al deportista como “nuestro mejor embajador dentro del mundo del atletismo”.

Queda por saber ahora si el resto de patrocinadores oficiales del deportistas, firmas como TDK, Gillette, Omega o McDonalds, siguen el sendero abierto por la marca alemana.