adidas quiso llevarse a Messi lejos del FC Barcelona

0

La importancia que dentro del mundo del deporte van adquiriendo las casas y firmas comerciales a través de acuerdos de patrocinio con los respectivos clubes y entidades deportivas está adquiriendo unos niveles que muy pocos hoy en día se atreven a poner en duda la enorme influencia que las mismas pueden tener en las decisiones claves que pueda adoptar esta o aquella entidad respecto a su futuro. Un ejemplo claro es el que sustancia el presente artículo.

La marca alemana de ropa deportiva adidas, una de las firmas comerciales dentro del mundo del deporte en particular y de los negocios a nivel general, considerada como la gran acaparadora del mercado del patrocinio deportivo junto con su gran rival, la firma norteamericana Nike, es nuevamente protagonista de una noticia que si bien ha sido dada a conocer por diversos medios de comunicación ahora, adelantada por El Mundo Deportivo, tiene su origen en el pasado verano y la misma, en caso de que se hubiera finalmente concretado, habría supuesto un auténtico tsunami de consecuencias imprevistas dentro del mundo del fútbol para todos los protagonistas afectados.

Así, según se ha podido conocer ahora, la marca de ropa deportiva alemana estaría detrás de una supuesta oferta que habría llegado a los representantes del considerado en la actualidad mejor jugador del mundo, el argentino del FC Barcelona, Leo Messi, y cuyo objetivo final habría sido la incorporación del mismo a una entidad deportiva sponsorizada técnicamente precisamente por la firma de las tres tiras, lo que habría supuesto, en caso de haberse concretado, una auténtica bomba en el fútbol mundial. De la veracidad del hecho da buena cuenta Raul Sanllehí, Director del Área de Gestión de Fútbol del FC Barcelona, que ha afirmado que el propio Messi, a través de sus representantes, habría informado al club del rechazo, por su parte, de tres importantísimas ofertas que habría recibido este verano para abandonar el FC Barcelona.

Para dar algo de sentido a todo este tema, no hace falta indicar, pero sí recordar, que la marca alemana es una de las firmas, sino la que más, más importantes a la que tiene asociada su imagen el crack argentino del FC Barcelona, siendo uno de los valores más icónicos e importantes de la marca alemana dentro del mundo del fútbol y el contrapeso que la compañía germana argumenta frente al potencial de Nike con figuras como Cristiano Ronaldo o la estrella en ciernes Neymar. Así, la relación de adidas y el jugador argentino se remonta al año 2005 cuando, con un golpe de efecto magistral, adidas, talonario en mano, arrebataba a Nike a una de sus estrellas. Desde entonces, el rendimiento en los terrenos de juego del jugador no ha parado de crecer hasta catapultarlo al número uno mundial, algo similar a lo que le ha ocurrido fuera de los mismos, en sus relaciones comerciales, donde adidas lleva la voz cantante abonándole por ello un importante número de millones al año que lo convierten, como decimos, en el icono de la firma dentro del fútbol.

Hasta ahora el status quo existente entre Nike y adidas con Messi de por medio era una situación ‘admitida’ por ambas firmas: Nike es el actual sponsor técnico del FC Barcelona, una situación que le reporta importantes beneficios a cambio de una jugosa cantidad que anualmente debe abonar al club catalán. Y entre medias de los dos, adidas tiene su ‘Caballo de Troya’ particular en la figura de Leo Messi, una situación que si bien no agrada a la firma norteamericana, tampoco parece incomodarle mucho más allá de las continuas captaciones de notoriedad mediática que la compañía germana realiza con el argentino aprovechándose de sus triunfos con el FC Barcelona, recordemos, un club Nike, y que quizás consienten los norteamericanos porque es la misma situación pero a la inversa que la que viven ellos con Cristiano Ronaldo, uno de sus principales iconos, en el Real Madrid, un club adidas.

Por otro lado, otra muestra importante de la importancia que cada vez más van adquiriendo las firmas comerciales dentro de las entidades deportivas son las figuras de la propia adidas y/o Audi en el Bayern de Munich, marcas que incluso llegan a tener representación importante en el accionariado del club muniqués, uno de los más importantes del mundo dentro del fútbol.

Sin embargo, adidas ha llevado este ‘tercer poder’ podríamos llamar mucho más allá con su último movimiento. Así, volviendo al ‘quid de la noticia’, la marca alemana habría estado detrás de esas tres supuestas ofertas que recibieron los representantes del jugador este verano con el objetivo de que Messi abandonara la disciplina del FC Barcelona con destino a un nuevo club, un nuevo club que estaría dispuesto a abonar los 250 millones de euros de la cláusula de rescisión del argentino con el FC Barcelona y que, casualmente y en los tres casos, estaría sponsorizado técnicamente en la actualidad por la marca alemana.

Hasta tal punto estaría detrás de esas ofertas que las informaciones filtradas afirman que incluso la firma alemana, en caso de concretarse el fichaje por ese supuesto club (uno de los tres al menos), incrementaría hasta el 40% las retribuciones contempladas en el acuerdo actual que ese club tiene con la marca alemana a favor de ese potencial nuevo equipo de Leo Messi y, además, contribuiría a que llegara un nuevo patrocinador al estadio y de sus arcas, de las de la firma alemana, saldría el 50% de la cantidad a abonar como compensación al FC Barcelona por ese fichaje, es decir, adidas estaría dispuesto a pagar de su bolsillo 125 millones de euros, favorecer la llegada de un nuevo patrocinador al estadio de ese club e incrementar en hasta un 40% lo que en la actualidad abona al conjunto en cuestión.

A partir de aquí, la rumorología acerca de quiénes podrían ser esos tres equipos se ha disparado, aunque en dos de ellos muchas opiniones coinciden. Se trataría del Chelsea británico y del Bayern alemán. En el caso del Chelsea, equipo adidas, no cabe duda que el poder económico de su propietario, Roman Abramovich, disiparía las dudas en cuanto a la capacidad económica para hacer frente al proyecto, aunque la presencia del entrenador luso Jose Mourinho, con quien el argentino ha tenido sus más y sus menos en sus enfrentamientos en la Liga BBVA contra el Real Madrid, hacen complicado entender la situación.

La figura del Bayern sí que parece mucho más consolidada. El Bayern es el club adidas por excelencia, donde no sólo ejerce de sponsor técnico sino que además es propietario del club. Además la presencia del ex-entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, en sus filas como nuevo manager del conjunto alemán ratificaría ese supuesto interés. Sin embargo, esta versión también tiene sus puntos débiles: el primero, la posible mala relación entre Guardiola y las estrellas del FC Barcelona que habrían supuesto, en última medida, su decisión de salir voluntariamente del conjunto catalán. El segundo, el Bayern ya cuenta con un importante sponsor para su estadio, Allianz, que lleva dando nombre al estadio desde el año 2005.

El tercer candidato a este trío de ofertas es, como no, el Real Madrid. Aunque quizás la opción más disparatada, no debemos descartar el tremendo golpe de efecto que habría conseguido Florentino Pérez con la llegada del argentino, un presidente bastante golpeado en su conocida capacidad de fichajes con la pérdida, a última hora, del brasileño Neymar a manos precisamente del FC Barcelona. adidas además es sponsor técnico del club blanco y el propio Florentino ha señalado la posibilidad de darle un apellido al estadio Santiago Bernabéu para ayudar a la financiación de las obras del estadio que lo convertirán en el estadio del futuro, lo que cuadraría con la supuesta oferta de adidas de facilitar la llegada de un sponsor al naming right del estadio del club en cuestión.

Sea como fuere, lo que pone de manifiesto este asunto es la cada vez mayor capacidad de decisión en los clubes de firmas y casas comerciales lo que vislumbra un futuro quizás a medio plazo donde sean éstas las que decidan fuertemente sobre las decisiones del club en cuestiones trascendentales para su futuro. El tiempo dirá.