adidas prohíbe a Sports Direct vender la camiseta del Chelsea

0
check out the best free wordpress themes

La cadena más grande de tiendas de artículos deportivos en el Reino Unido, Sports Direct, ha recibido con asombro la decisión de la multinacional alemana adidas de prohibirle la venta y distribución, a partir de la próxima temporada, del nuevo uniforme del Chelsea británico.

La noticia ha cogido por sorpresa a los responsables de la cadena que han visto como la multinacional alemana ha cortado de raíz uno de sus principales canales de ingresos, las ventas de camisetas, en este caso de manera exclusiva en principio para los uniformes del Chelsea de la temporada que viene. La decisión viene motivada, según argumenta adidas, en el nuevo contrato que la multinacional alemana firmó con el Chelsea el pasado mes de Junio y en virtud del cual, la firma de las tres tiras aportará al conjunto presidido por Abramovich 300 millones de libras en los próximos 10 años.

Como anexos colaterales a las cláusulas recogidas en dicho contrato, adidas garantizaba al Chelsea que para una mayor explotación de los ingresos procedente de las ventas de este tipo de artículos, las camisetas del Chelsea, a partir de la temporada que viene, sólamente se podrían vender en la tienda oficial del propio Chelsea; en las tiendas oficiales de adidas y en la tienda online de la firma alemana, además de explicar que con ello se garantizaría un mejor servicio a los fans.

Estas supuestas cláusulas hacían inviable por lo tanto que la mayor red de tiendas especializadas en artículos deportivos del Reino Unido como es Sports Direct, quedara fuera del circuito oficial de venta de los citados uniformes.

Sin embargo, los responsables de Sports Direct han querido ir más allá y han visto en la decisión tomada por los alemanes como una respuesta a la decisión adoptada por otro conjunto británico, el Newcastle, de no continuar al lado de la marca alemana. Para muchos, la pregunta será qué tiene que ver el Newcastle británico con la decisión de adidas de prohibirle a Sports Direct vender productos adidas, en concreto y en principio, del Chelsea.

La respuesta es sencilla y tiene un nombre: Michael James Wallace “Mike” Ashley. Ashley es un multimillonario británico propietario de la cadena Sports Direct que en el año 2007 se hace con la mayoría de acciones del Newcastle británico, un equipo que hasta el año 2010 estuvo siendo equipado por la multinacional alemana adidas hasta que, en ese año, Ashley decide poner fin a dicha relación para incorporar al club a otra firma alemana, la “hermana” mal avenida de adidas, Puma.

La decisión de Ashley de no renovar con adidas nunca fue bien acogida en filas alemanas según el propio Ashley. Y fruto de esa no aceptación de su sustitución como sponsor técnico del Newcastle a manos de su gran rival Puma sería la “represalia”, en forma de prohibición, que la marca alemana está ahora ejerciendo sobre Sports Direct.

Los temores de Ashley no se quedan ahí, en una decisión que le traerá según él mismo reconoce, importantes pérdidas económicas, sino que se elevan ante la posibilidad de que esta prohibición, que es exclusiva en la actualidad para los uniformes del Chelsea, adidas las haga extensible a otros equipos y selecciones por ella uniformados.