adidas no romperá con Rumanía… por ahora

0

Finales de marzo de 2014. Marketing Deportivo MD adelanta en exclusiva uno de los movimientos más notorios en la industria del marketing deportivo en la Europa del Este: adidas, tras 44 años patrocinando técnicamente a la Federación Rumana de Fútbol, decidía dar un paso al lado y no renovar, como consecuencia de diversas desavenencias con el organismo rumano rector del fútbol de aquel país, un contrato que finalizará el próximo mes de diciembre de este año.

Un alejamiento entre las partes, aderezado de numerosas críticas de importantes voces dentro de la Federación Rumana de Fútbol, coincidiendo con el lanzamiento de la nueva equipación que la firma alemana habría preparado para la Selección Rumana de Fútbol, fue la gota que finalmente hizo de detonante de una relación que en los últimos meses estaba haciendo agua por los cuatro costados. La decisión estaba tomada por parte de la marca germana: a la conclusión del contrato, no renovaría más con la Federación de aquel país.

Y a pesar de que ya anunciábamos en ese momento que los dirigentes rumanos habían comenzado a moverse en el sector para encontrar una posible alternativa a la marcha de adidas, también adelantábamos que una de las citas marcas en rojo por el presidente de la Federación rumana no era otra que la cita que con los máximos responsables de adidas en Rumanía tendría en los próximos días. Y esa reunión ya ha tenido lugar.

Y a tenor por las declaraciones del presidente de la Federación Rumana, parece que el mismo ha sido capaz de calmar las tensas relaciones existentes entre las partes y conseguir un compromiso por parte de adidas de volver a renovar con la Federación de aquel país, aunque con importantes matices. Así, esa continuidad de adidas supondrá reducir considerablemente los 300.000 euros anuales que la marca alemana aporta desde 2009 a la Federación Rumana. En principio, las aguas vuelven a su cauce aunque no es seguro que el asunto no vuelva a dar un radical giro en los próximos días/meses/semanas dada la delicada situación por la que atraviesa dicha relación.