El Chelsea renueva sponsor técnico por 300 mill libras

0
check out the best free wordpress themes

Muy probablemente nunca se sabrá la influencia que ha tenido el retorno de un entrenador, José Mourinho, a la cabeza de los más mediáticos del mundo, al Chelsea de Roman Abramovich en la decisión de adidas de renovar con el conjunto británico y en base al acuerdo que han firmado.

Lo que nadie puede poner en dudas es que su sóla presencia ha contribuido, y mucho, a que la cifra que estaba previsto desembolsara la marca alemana para continuar equipando al cuadro británico se hayan incrementado en algunos miles de euros.
Estratosférico. Así se puede catalogar el contrato de sponsorización firmado por la marca alemana adidas y el conjunto británico del Chelsea que permitirá a la firma de las tres tiras continuar equipando al cuadro presidido por Roman Abramovich durante los próximos diez años a cambio de 300 millones de libras, algo más de 350 millones de euros, en un contrato que le sitúa tan sólo por detrás de lo que recibe el Real Madrid por este mismo concepto y también por parte de la  marca alemana.

El megacontrato alcanzado por las partes responde a la necesidad de la marca alemana de seguir contando con una importante representación en la Premier League ante la amenaza de viejos ‘enemigos’ (Nike) así como de otras nuevas marcas que están pujando y muy fuerte dentro del sector, como bien pudiera ser Warrior. De este modo, y gracias al interés de ambas partes en continuar desarrollando esta colaboración, el Chelsea se ha convertido en el club que mayor rendimiento ha obtenido por su equipación de una casa comercial en toda la historia de la Premier League, superando a históricos como el Arsenal, el Liverpool o el Manchester United.

Aunque la mayoría de detalles de los parámetros financieros de la operación no han sido dados a conocer, tan sólo el dato del montante final de la misma ya es suficiente para hacerse una idea de la envergadura del contrato alcanzado. Y si bien en la Premier League se encarama a la primera posición, seguido por los 30 millones de libras que anualmente recibirá el Arsenal por parte de Puma pero tan sólo en cinco años, lo que deja el montante global en 170 millones de libras o del Liverpool, donde los 25 millones en seis años lo elevan a 150 millones de libras, a nivel internacional se sitúa en segunda posición, tan sólo por detrás de lo que la marca alemana aporta al Real Madrid por el mismo concepto pero en ocho años, unos 31 millones de libras, algo más de 36 millones de euros para un montante final de más de 248 millones de libras.

Aspectos como la vuelta de José Mourinho, uno de los entrenadores más mediáticos del mercado, curiosamente también patrocinado por adidas, o el éxito de la Champions del año 2012, donde quedó campeón lo que le reportó incrementar su masa social en latitudes africanas o asiáticas, han sido factores claves que se han puesto encima de la mesa a la hora de entablar las negociaciones.

El nuevo acuerdo prolongará una relación que nació allá en el año 2006 y que, gracias al mismo, se prolongará hasta el año 2023. Esta cuantía supera con creces a los 18 millones de euros que aportará Samsung por patrocinar la camiseta del club.

Lo que está claro es que este nuevo megacontrato deja en una difícil posición a Nike a la hora de sus negociaciones puestas en marcha para retener al Manchester United. La firma norteamericana vio como la llegada de Warrior al Liverpool, con el que hasta entonces era el mayor contrato de sponsorización técnica jamás alcanzado en al Premier, le iba a obligar a hacer un sobreesfuerzo para renovar con el Manchester United ante el interés del club británico en obtener un mayor rendimiento económico a este tipo de acuerdos comerciales. Sin embargo, esta situación se agravó después de la llegada de Puma al Arsenal, que dejó en un segundo plano las enormes cifras de Warrior con el Liverpool al situar su oferta en 30 millones de libras durante los próximos cinco años. Ahora, la renovación del Chelsea con adidas a razón de otros 30 millones de libras pero durante diez años deja en una dificil situación a Nike, que deberá emplear todas sus aptitudes para tratar de retener a un club como el Manchester. Aunque, sin duda, ello le va a suponer un esfuerzo enorme que se traducirá en muchos miles de millones de libras.