adidas encuentra en TaylorMade el consuelo que no sabe darle Reebok

0

Mientras adidas ve con preocupación la situación de su filial Reebok, cuyas cuentas no hacen más que darles quebraderos de cabeza a la multinacional alemana hasta el punto de llevar a la casa matriz a presentar pérdidas en el último trimestre el ejercicio anterior motivado por las pobres cuentas que arrojaba la compañía Reebok, la firma alemana tiene un atisbo de esperanza en la recuperación de la misma gracias a las cuentas que le presenta otra filial, TaylorMade.

No todo está perdido. Esta es la frase más repetida por los partidarios, dentro de adidas, de mantener a Reebok dentro de la red de empresas filiales de la marca. Y como argumento, pretenden hacer un paralelismo con otra empresa de la compañía alemana, su marca para el mundo del golf, TaylorMade, y sus excelentes resultado, argumento al que se agarran para defender que la esperanza con Reebok no está perdida aún y que sí es posible que la misma pueda presentar, algún día, cuentas parecidas a las de TaylorMade. El objetivo: mantener aún la paciencia de los más críticos con Reebok que abogan por desprenderse de la misma más pronto que tarde a semejanza de lo que ha hecho su gran competidora Nike con la firma británica Umbro.

Y es que TaylorMade, el fabricante de palos de golf, pelotas y demás artículos para este deporte, perteneciente a la firma adidas, ha hecho públicas sus cuentas del año 2012, con un record en ventas que lograron alcanzar una cifra de más de 1.700 millones de dólares, convirtiéndola en la mayor empresa de artículos de golf del mundo.

Las excelsas cifras arrojadas por la marca de golf son el clavo ardiendo al que se agarran los defensores de Reebok dentro de adidas con la esperanza de que, algún día, Reebok logre enderezar sus problemáticos números y arrojar beneficios para una compañía alemana a la que cada vez le queda menos pacienda con su filial.