adidas eleva el status de Bale en la marca con nuevo contrato

0

Septiembre de 2013. Nada más conocerse la incorporación del galés Gareth Bale a la disciplina del Real Madrid, la multinacional alemana adidas ponía en marcha toda su maquinaria para convertir al nuevo crack blanco en uno de sus baluartes dentro de su nómina de embajadores, subiendo un nivel para entrar en el escalafón de futbolistas mejor pagados de adidas.

Hasta el momento de su incorporación al Real Madrid, Bale tenía un contrato con la marca alemana, que acompaña al crack galés desde los 16 años, que le reportaba alrededor de 2,5 millones de euros anuales, una cuantía que con su nueva condición de jugador del Real Madrid, adidas pretende incrementar sustanciablemente.

El interés de adidas en este incremento respondía a dos factores: por un lado, los cantos de sirena que le llegaban a los representantes de otras firmas rivales, dispuestas a poner encima de la mesa una cifra muy cercana a la que exigían los mismos, en torno a cinco millones de euros anuales. adidas no se podía permitir el lujo de ver a una de sus estrellas en su club de referencia, el Real Madrid (vestido por adidas) siendo el buque insignia de una firma rival.

Por otro lado, el otro gran motivo era los planes de negocio que tenía la marca para el jugador una vez desembarcado en el Real Madrid, consciente de que el valor de su imagen se dispararía con la sóla llegada a un altavoz con tanta resonancia como es el conjunto blanco.

Y hoy, casi seis meses después, Marketing Deportivo MD puede decir que las posturas están tan cercanas que el contrato de renovación entre las partes está a punto de cerrarse y anunciarse en los próximos días. Así, la marca habría ofrecido alrededor de 20 millones de libras por un contrato de 6 años de duración, esto es, alrededor de 24,5 millones de euros por esos 6 años, lo que encumbra al galés al nivel de las grandes estrellas dentro de la marca, con una remuneración que rondará algo más de los 4 millones de euros anuales, una cifra muy cercana a lo que percibe el gran buque insignia de adidas, Leo Messi, pero que en cualquier caso lo sitúa en una muy buena situación, superando a estrellas que recientemente han abandonado Nike para irse a adidas, como es el caso de Mezut Özil (contrato con adidas de 3,5 millones de euros anuales).

adidas se asegura así la presencia en la firma de un jugador llamado a hacer grandes cosas en el Real Madrid pero que, curiosamente, no estará presente en el próximo Mundial de Brasil 2014 y muy difícilmente llegará a estarlo en cualquier competición a nivel de selecciones por el pobre rendimiento de su país, Gales, algo que ha encendido a los críticos de la operación que piensan si es necesario hacer este desembolso para un jugador que sólo será vendible a nivel mundial en sus encuentros con el Real Madrid.

El tiempo dará y quitará razones.