adidas desmonta el “bulo” de las camisetas de James

0
Camiseta del Real Madrid de James Rodríguez
  • Representantes de adidas han salido a desmentir las cifras que una consultora ha estado divulgando en las últimas semanas acerca de las ventas de camisetas de James
  • Medios de comunicación de todo el mundo se anticiparon a replicar rápidamente la noticia sin ni tan siquiera contrastar la veracidad de la misma

Que una mentira se repita muchas veces de una manera casi metódica y automática sin más comprobación previa que el simple hecho de haber sido reproducida por éste o aquél medio viene a simplificar, de una manera radical, el panorama del periodismo, en este caso deportivo, podríamos decir que a nivel mundial.

El subrrealismo vivido en el asunto de las camisetas de James Rodríguez como nuevo jugador del Real Madrid, con cifras de ventas desorbitadas reportadas por una supuesta consultora que, también supuestamente, es “especialista” en marketing deportivo, es un ejemplo claro de lo expuesto anteriormente y de cuya experiencia se pueden extraer claras consecuencias.

Una consultora “especialista” en marketing deportivo

Desde que la tan mencionada por todos sitios consultora especializada supuestamente en marketing deportivo reportara, a las 24 horas de su fichaje por el Real Madrid, las cifras de ventas que las camisetas de James Rodríguez estarían alcanzando, sin fuentes fiables que aportaran un poco de solidez a dichas cifras, la noticia comenzó a recorrer las redes sociales de manera incontenible hasta dar el salto a medios de comunicación, aparentemente “serios”, que han hecho gala de una absoluta inobservancia de uno de los principios claves dentro del periodismo: el comprobar la citada noticia.

Medios deportivos de todo el mundo comenzaron a dar consistencia a una mentira que, según avanzaban las horas, iba convirtiéndose, a base de repetición, en una falsa verdad. En España, las secciones deportivas de los informativos en televisión abrían con las impresionantes cifras de ventas, lo que deja como conclusión más clara el nivel periodístico que existe en muchos medios, sin apenas pararse por un momento no ya a comprobar la noticia sino a analizar los datos que se estaban reportando y de los que su medio en cuestión se estaban haciendo eco.

Forofismo versus profesionalidad

El forofismo con el que se mueven muchos medios de comunicación hoy en día, en pos de la búsqueda de una mayor venta de ejemplares o una mayor audiencia televisiva lleva, como en el caso de las camisetas de James, a pasar por alto situaciones tan absurdas como que el jugador colombiano, en apenas 72 horas, hubiera vendido 415.000 camisetas, o lo que es lo mismo, casi la mitad que lo que todo un fenómeno del marketing como es Cristiano Ronaldo, jugador contrastado con dos Balones de Oro a sus espaldas, estrella mundial y embajador sobre el que firmas como Nike articulan sus estrategias globales, vende en todo un año.

Pero dicha incongruencia no fue impedimento alguno para que dichos medios continuaran, en un claro ejemplo de falsa profesionalidad, utilizando la noticia como argumento para conseguir sus fines:  crear audiencia. Si a todo esto sumamos la escasez de medios realmente especializados en el marketing deportivo a nivel mundial (entre los que nuestros miles de seguidores han colocado a Marketing Deportivo MD como uno de los medios más especializados en esta materia a nivel internacional), y la poca resonancia de los existentes en esos otros medios deportivos, que en ningún momento recurren a los primeros al menos como medio de consulta o de apoyo para contrastar estas noticias, provocaron situaciones como las que hemos estado viviendo estas semanas.

La propia adidas desmonta el “bulo” de las camisetas

Y mientras la autora de toda esta gran mentira, la consultora (cuyo nombre evitaremos para no darle aún más publicidad de la ya conseguida gracias a este tema) continuaba hace apenas unos días engordando las supuestas cifras de ventas de las camisetas de James amparándose en un infalible sistema propio de medición y vanagloriándose de la repercusión y notoriedad que esta noticia le estaba reportando, han tenido que ser los propios responsables de la multinacional alemana adidas los que hayan tenido que salir, en declaraciones a la ESPN, a desmentir la veracidad de las cifras que desde hace días se están vertiendo sobre el asunto.

Asi, fuentes oficiales de adidas según la ESPN han manifestado a la cadena, a pregunta de ésta, que los números que durante estos días se han estado viendo en medios de todo el mundo, no se acercan, “ni por asomo” a la realidad: “Hemos visto publicaciones sobre la venta de las camisetas y, en efecto, no son veraces“, respondió la oficina de adidas Madrid a la ESPN. Y aunque adidas no ha lanzado aún un comunicado oficial (el Real Madrid tampoco, hechos ambos más que suficientes para que esos medios hubieran tenido, cuanto menos, que dudar acerca de la veracidad de las cifras de las que se hacían eco) con las datos de ventas desde que el colombiano fichó por el Real Madrid, en la oficina madrileña aseguran que las cuentas aportadas por la consultora “no salen ni aún extrapolando las ventas a nivel mundial“.

Un gol por toda la escuadra

Si de algo ha valido todo este asunto ha sido para demostrar el gol que la consultora ha colado a medios de todo el mundo por toda la escuadra y que le ha servido para ganar en notoriedad mediática a nivel mundial, obteniendo una publicidad gratuita de la que a día de hoy seguro que siguen autofelicitándose. Los verdaderos medios especializados en marketing deportivo jamás dimos veracidad a dichas informaciones hasta el punto que más de uno pusimos rápidamente en duda las cifras presentadas por la consultora con argumentos razonados.

Desde el conjunto blanco, silencio. Y el silencio venía dado por una razón bastante simple: la mediaticidad en torno a la figura de su nuevo fichaje provocaba que los 80 millones de euros quedaran en poco menos que calderilla ante las cifras que se estaban manejando del poder que desde el punto de vista del marketing desprendía el jugador.

Por último, una reflexión:  desconocemos el nivel en el que ha quedado la credibilidad de dicha consultora tras el desmentido de adidas a sus cifras. Lo que sí podemos es hacernos una idea de donde ha quedado la imagen de esos medios que se apresuraron a dar como cierta una gran mentira, el que probablemente haya sido el bulo más mediático de toda la pretemporada.