Adidas demanda a THQ por incumplimiento de contrato

0

Uno de los productos más esperados por los amantes del fitness a través de la tecnología era la adaptación del sistema de entrenamiento miCoach de Adidas a las plataformas de juegos Xbox y PS3.
Pero desgraciadamente para ellos, las esperanzas depositadas en este pasado mes de febrero, fecha en la que debían estar en el mercado dichas aplicaciones, no verán la luz después del anuncio realizado por la compañía de THQ de la imposibilidad de llevarlo a cabo.

Adidas había puesto toda la carne en el asador en estas aplicaciones de fitness para las citadas plataformas cuando en junio del año pasado anunción un acuerdo para el desarrollo de las mismas al gigante de los videojuegos THQ. Incluso recurrió a grandes figuras del deporte mundial para promocionar el acuerdo. Por eso, la inesperada renuncia de THQ apenas unos días antes de que tuviera que ser lanzada oficialmente a nivel mundial ha cogido por sorpresa a propios y extraños.

Ante esta noticia, la firma alemana ya ha anunciado que presentará una demanada millonaria contra la compañía por daños y perjuicios además de por incumplimiento de contrato, que podría rondar los 10 millones de euros. El anuncio de THQ de la imposibilidad material de cumplir con lo pactado llega después de un año muy complicado para la empresa, con anuncios de pérdidas y despidos de empleados para tratar de garantizar la solvencia de la misma. Precisamente es esta reducción de personal a la que se ha agarrado THQ para fundamentar su imposibilidad de llevarlo a la práctica en los plazos previstos, renunciando a un acuerdo que se estimó en su día multimillonario entre ambas compañías.

Por su parte Adidas ha catalogado la noticia como desastrosa para los intereses comerciales de la marca, más después de la dura pugna que en este apartado mantiene con la norteamericana Nike y su FuelBand, un sistema muy análogo al miCoach de Adidas, con una fuerte implantación dentro del mercado tan sólo unos meses después de su presentación en el mercado. Las esperanzas de Adidas de poder plantar cara al exitoso producto de Nike radicaban en gran parte en la popularización de su producto para todos los aficionados a través de las dos grandes redes como son Xbox y Playstation. Ahora, Adidas busca a la desesperada una nueva compañía encargada de terminar el trabajo iniciado por THQ lo antes posible para no demorar más su puesta en el mercado.