adidas da el testigo de la IAAF a Asics

0
47
  • Al mismo tiempo que la marca alemana confirmaba su ruptura con la IAAF, la Federación Internacional de Tenis anunciaba a la firma asiática como nueva patrocinadora oficial del organismo para los próximos años


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Se acabó. Han pasado casi doce meses desde que, a comienzos de enero de este año que ahora termina, anunciáramos en exclusiva una decisión de la multinacional alemana adidas que iba a traer consecuencias, y muchas, dentro del sector en un deporte muy castigado últimamente por los escándalos de corrupción. Nuestra exclusiva, que hablaba del temor de los alemanes a ver arrastrada su marca por los escándalos de corrupción que han salpicado el atletismo en los últimos tiempos, presagiaba un regalo envenenado (un deporte con un potencial enorme en el mundo del marketing como es el atletismo) para su gran rival Nike, una manzana que al final no ha aceptado para pasar a una firma que pocos esperaban: la multinacional japonesa Asics.

adidas da el testigo de la IAAF a Asics

Ya es oficial. La firma alemana adidas reconocía en un comunicado el pasado sábado que abandonaba el patrocinio de la Federación Internacional de Atletismo, la IAAF, de manera anticipada y de común acuerdo con la misma, toda vez que dicha alianza se extendía hasta el año 2019.

La marca anunció que la decisión no tenía nada que ver con los escándalos de corrupción que han salpicado a la IAAF en los últimos meses y que todo obedecía a un cambio de estrategia en la compañía que pasaba por focalizar la misma en las estrellas de ese deporte y no en la organización del mismo. A eso, hay que añadirle el ahorro sustancial que obtendrá adidas estimado en unos 30 millones de euros por dejar dicho patrocinio. Sin embargo, pocos se han creído la versión alemana.

Al mismo tiempo que adidas informaba de la ruptura con la IAAF,  la Federación Internacional de Atletismo presentaba en sociedad a la que sería la nueva marca encargada de sponsorizar a la misma a partir de ahora, en un comunicado en el que no se concretaron ni el monto económico de la operación ni la duración del contrato.

La manzana envenenada que tampoco ha querido Nike

Aunque adidas lo niegue por activa y por pasiva, en su decisión radica una firme postura para tratar de evitar que su imagen se vuelva a ver vapuleada por un escándalo de corrupción. Con el gigantesco escándalo de la FIFA aún en el horizonte, organismo al que patrocina, en la marca germana pretendían huir en todo momento de otro que pudiera apostillar a la imagen de marca de la compañía sumiéndola en una importante crisis de reputación.

Hasta tal punto es así, que adidas dejaba el horizonte sin obstáculo alguno para que una firma como Nike se hiciera con el patrocinio de la IAAF. Pero envuelta como está la marca norteamericana en otro escándalo como el de la asignación de los Mundiales de 2019 a Eugene, algo que beneficiaría a Nike, en la compañía han querido huir de una nueva asociación que podría arrastrarles hacia esa tan temida crisis de reputación de la que le costaría bastante caro salir.

La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport