adidas ‘ayuda’ a Casillas ante las críticas

0

El partido homenaje que disputó ayer el Real Madrid en el marco del trofeo Santiago Bernabéu y que sirvió, como decimos, para homenajear a uno de los jugadores más emblemáticos de toda la historia del Real Madrid, aún en activo, Raúl González Blanco, fue también el elegido por la marca alemana adidas para presentar unas camisetas que ponen punto y final a la campaña iniciada por la marca para que la fotografía de los aficionados estuviera presente en el número de la camiseta de cada jugador.

Esa campaña de adidas estuvo no exenta de polémica desde su nacimiento, puesto que desde Nike se le criticó que copiara, literalmente, una iniciativa puesta por la marca norteamericana en marcha con otros clubes como por ejemplo el Atlético de Madrid.

Sin embargo, la campaña de promoción de las nuevas camisetas que se utilizaron en la noche de ayer sirvió además para que adidas tratara de mediar en el enorme conflicto de la portería blanca, que ha generado una enorme corriente de partidarios de Iker Casillas y otra enorme corriente de partidarios de Diego López y en la que el meta titular de la Selección Española está pasando uno de los peores momentos a nivel deportivo, anímico y en su relación con sus aficionados.

Por este motivo, la marca alemana eligió al guardameta para ser el protagonista del spot promocional de las nuevas camisetas, un protagonismo que permitió al jugador, con la promoción de dicho spot a través de su cuenta oficial en Facebook, dar las gracias a la afición con el siguiente mensaje ““Quiero dar las gracias a esta gran afición por estar siempre ahí y por mostrarnos su apoyo durante todo este tiempo. Por eso, hoy saltaremos al campo con las fotos de nuestra afición en la camiseta. En este video podéis ver que ahora, más que nunca, estamos juntos”.

El mensaje del portero parece ser más un mensaje conciliador hacia una, parece, dividida afición madridista en cuanto a quién debe ser el meta titular del Real Madrid, una polémica que se remonta a los tiempos de José Mourinho en el banquillo blanco y en la que adidas, parece, ha querido ejercer de pacificador a través de esta campaña.