adidas avisa seriamente al delantero del Liverpool Luis Suárez

0

Tirón de orejas. Eso es lo que ha hecho la marca alemana adidas con uno de sus principales embajadores dentro del mundo del fútbol, el delantero uruguayo del Liverpool, Luis Suárez, después del comportamiento ‘inadecuado’ del jugador en el último encuentro que disputaron el conjunto de Anfield con el Chelsea.

La preocupación que cada vez más tienen las marcas y casas comerciales por las actuaciones de sus embajadores, de sus brand ambassadors, es algo que va en aumento y a lo que las firmas dedican cada vez más tiempo. En las marcas no llegan muy bien a entender la actitud de algunos de sus representantes, cuyas acciones u omisiones provocan daños a la imagen de la marca que tan generosamente les paga a veces irreparables. Y leyendo estas líneas seguro que a todos os vienen a la cabeza casos como el de Lance Armstrong o el de Oscar Pistorius, ambos con la firma norteamericana Nike.

Por eso, en adidas, han sido más de “cuando veas las barbas de tu vecino cortar….” y a la mínima expresión de uno de sus representados que pudiera afectar a la imagen de su marca, han decidido dar un serio aviso al protagonista de la acción.

Domingo, 21 de abril. Anfield es la sede del encuentro liguero entre el Liverpool y el Chelsea que acaba finalmente con el resultado de 2-2. Sin embargo, la noticia que destacó la prensa de medio mundo no fue precisamente ese empate. Las ediciones de los principales medios de comunicación deportivo se hacían eco del último ‘desliz’ del delantero uruguayo del Liverpool, Luis Suárez, que en el minuto 73 del encuentro el punta mordió al defensa serbio del Chelsea, Branislav Ivanovic, en el brazo durante la disputa de un balón. Los gestos de dolor de Ivanovic fueron evidentes aun cuando Luis Suárez no fue sancionado por el árbitro al no ver la acción. De hecho, siguió disputando el encuentro y fue el autor del tanto del empate en el descuento.

Sin embargo, el aluvión de reacciones en cadena no se han hecho esperar. La FA ya ha comunicado que entrarán de oficio a analizar la jugada y no dudarán a la hora de sancionar al jugador si consideran la acción como deliberada y punible. El propio Liverpool comunicó al día siguiente del encuentro, ayer lunes, la  sanción que puso al jugador por conducta inapropiada con un rival. Pero quizás la acción más llamativa haya sido la de adidas. Y decimos llamativa por lo inusual de la misma, en lo que parece ser una nueva tendencia de las marcas comerciales a desvincular la imagen de la misma de las acciones u omisiones de sus embajadores que pudieran producir efectos negativos en la misma.

Así, adidas ha comunicado oficialmente que ha requerido la presencia del jugador en sus oficinas de su sede en el Reino Unido para reorientar la situación y analizar, con el jugador, la incoveniencia de llevar a cabo estas acciones que indudablemente pueden afectar, y muy seriamente, a la imagen que la marca tiene en el Reino Unido y, por extensión, a nivel internacional.

La preocupación dentro de la firma alemana es realmente grande toda vez que, a pesar de que ya no es el sponsor técnico del club, en la compañía siguen considerando al Liverpool como el ‘segundo club’ de cualquier aficionado en Inglaterra, con lo que ello supone de cuota de mercado. “Sabiendo esto, que uno de los principales jugadores del club, que además es embajador de adidas, lleve a cabo este tipo de acciones, puede tener connotaciones muy perjudiciales para nuestra marca”, señalaron.

La situación preocupa y mucho a adidas, que quizás no valoraron lo suficiente los ‘antecedentes’ de mala conducta del jugador que en el año 2010 ya fue sancionado en Holanda por una acción contra el jugador Otman Bakkal en un partido Ajax-PSV


La cuestión no deja de ser ya una corriente que tiene y muy preocupados a los patrocinadores de clubes y deportistas. Sin salir de Liverpool, el año pasado Standard Chartered. el principal patrocinador de la camiseta de los de Anfield, lanzó un serio aviso para navegantes con destino Liverpool en el que afirmaba no haberle gustado nada la acción del propio Suárez negándole el saludo al jugador del Manchester United, Patrice Evra.

¿Estaremos realmente ante una nueva línea de actuación de las marcas comerciales para/con sus patrocinados?