Adam Silver impide a Dallas convertir la NBA en un “circo”

0
584
Tony Romo
La NBA no dio autorización al quarterback de los Cowboys para jugar con los Dallas Mavericks
  • El alto comisionado de la NBA se negó en rotundo a la petición del dueño de los Mavericks de permitir fichar, por una sóla noche, a una estrella de la NFL

No es la primera vez ni probablemente sea la última. Los ejemplos con los que la NBA, en su afán por proteger su producto, nos deja respecto a la forma de actuar para no dañar sus intereses legítimos se suceden casi de manera semanal, en diferentes ámbitos y con diferentes protagonistas. El último de estos ejemplos lo hemos podido vivir hace apenas unos días con la negativa de Adam Silver, alto comisionado de la NBA, a la “curiosa” petición que le realizaba el dueño de los Mavericks.

Homenaje a Tony Romo

El pasado martes fue una noche especial en Dallas. En plena disputa del último partido de la temporada regular que los Mavericks jugaban en casa, ante los Denver Nuggets, la franquicia de Texas decidió rendir un homenaje en su retirada a Tony Romoquarterback de los Dallas Cowboys durante 13 temporadas.

Todo estaba listo para que el jugador de los Cowboys fuera el verdadero protagonista de una noche que acabaría con la derrota del equipo local, los Mavericks, ante Denver por 91 a 109. Pero el dueño de la franquicia texana le tenía preparado una sorpresa de última hora que, finalmente, la propia NBA se encargó de no autorizar con el único objetivo de proteger la imagen de su producto.

Proteger su imagen

Apenas un par de horas antes de que se diera inicio el encuentro, el dueño de los MavericksMark Cuban, consultó con Adam Silver la posibilidad de fichar a Tony Romo de manera excepcional y por una sóla noche para que pudiera formar parte del equipo de Dallas que se enfrentaría a Denver.

La respuesta, sin embargo, no pudo ser más tajante: Silver en ningún momento dio esperanza alguna o dejó entrever ningún resquicio para que en Dallas pudieran ilusionarse con tal posibilidad, argumentando que en ningún momento dicho contrato temporal, dadas las circunstancias y el motivo del mismo, sería admitido por la organización.

El propio entrenador jefe de los MavericksRick Carslile, respiró cuando conoció la respuesta de Silver, y puso en relevancia los problemas que ello habría ocasionado: “Entiendo que firmar un contrato así, por un único partido y con estas circunstancias, no haya tenido el visto bueno de la NBA, sobre todo porque Romo es un jugador de football que no está listo ni habituado a jugar en la NBA”, sentenció.

En realidad, a nadie escapa cuáles fueron los verdaderos motivos que llevaron a la NBA a negar dicha autorización. Silver, en su afán por proteger el producto que su organización vende, llamado BALONCESTO, intenta por todos los medios evitar actuaciones o autorizaciones, como es el caso, de medidas que puedan ir en contra de la imagen del mismo, o lo que es lo mismo, que puedan traducirse en una depreciación de la misma con respecto a aficionados, marcas y patrocinadores. En definitiva, no querer convertir la NBA en una especie de circo donde todo tenga cabida.

Aún así, el American Airlines Center ovacionó al ex jugador, que se tuvo que conformar con hacer la rueda de salida de los Mavericks a la cancha y con seguir el partido desde el banquillo.