Acusan a la UEFA de manipular imágenes durante la Euro2012

0

Las cadenas alemanas ARD y ZDF no salen de su asombro con el relato que les cuenta en primera persona la principal afectada de todo este embrollo, relato, que lejos de ser fruto de la invencción, ha sido corroborado punto por punto por la propia UEFA.

Segunda semifinal de la recien acabada Eurocopa. Alemania, clara favorita, espera medio confiada a una sorprendente Italia que se ha planteado, sin apenas ruido y, sobre todo, sin ser una de las esperadas, en la cita de semifinales. Las casas de apuestas dan por clara favorita a Alemania, que lejos de tomar precauciones, salta al campo con un cierto aire de sobrada que al final da el resultado conocido: contra todo pronóstico (o quizás no), Italia se impone a Alemania con dos goles de su excéntrica figura, Mario Balotelli. Alemania, la gran favorita junto a España para alzarse con el título final, vuelve a casa.

Andrea, una seguidora alemana de Düsseldorf, no sale de su asombro: los italianos habían conseguido vencer a la toda poderosa Alemania. Como miles de aficionados alemanes, emprende el camino de regreso a casa antes de lo previsto, tan sólo un paso antes de lo previsto: en semifinales. Pero, aún conmocionada por la enorme sorpresa que había supuesto la derrota alemana a manos de Italia, en casa le espera una sorpresa aún mayor. Nada más entrar a su hogar comienza a recibir mensajes de ánimos de familiares y amigos. Andrea no da crédito a lo que sucede. Desconoce cuál es el motivo de tanto “compadecimiento” y comienza a indagar. Se pone en contacto con sus familiares más cercanos y entonces empieza a entender: la UEFA, encargada de la producción y realización del encuentro, ha emitido por televisión, durante el partido, unas imágenes de Andrea llorando. Andrea se identifica: sí, es ella. A lo que no da crédito es la manipulación que se ha hecho de esas imágenes: millones de aficionados de todo el mundo pudieron ver como, tras uno de los goles de Balotelli, Andrea aparecía desconsolada llorando. Y ahí está el error. Andrea llama a cuantos familiares y amigos le habían estado mandando mensajes de ánimo y consuelo para informarles que las imágenes estaban manipuladas: que sí que es cierto que “esa” es ella y que lloró pero no en ese momento, si no cuando era interpretado el himno alemán a comienzos del partido. Por alguna “oscura” razón, el realizador de la UEFA había grabado esas imágenes durante el momento de los himnos y se las había guardado confiado en que quizás le fueran más útil más adelante, concretamente, si Italia se adelantaba en el marcado o se afianzaba como finalista, cosa que al final así fue.

Nada más conocerse la versión de Andrea, las cadenas alemanas ARD y ZDF denunciaron esta manipulación por parte de la UEFA, que lejos de tratar de buscar excusas o explicaciones al tema, no ha dudado en reconocer que esas imágenes se emitieron 36 minutos después de que realmente se produjeran. Para colmo de la desfachatez, la UEFA afirma que no han sido las únicas que se han “manipulado” puesto que ha sido práctica habitual durante la Euro2012. Ante las críticas recibidas, la UEFA ha justificado su actuación en que pretendían ilustrar “la tensión y la emoción de los aficionados alemanes, mostrando la historia humana del juego”.

A pesar de las críticas recibidas, no ha sido la única vez durante la Euro2012. Tras la denuncia de Andrea, ahora se ha logrado saber que en el partido que enfrentó a Alemania y Holanda, que acabó con victoria alemana y que supuso prácticamente la eliminación de Holanda, durante la emisión del encuentro se veía al seleccionador germano bromear con un recogepelotas, cosa duramente criticada por la prensa holandesa que acusaban al propio seleccionador alemán de mostrar poco respeto por Holanda con una acción que, afirmaban, ponía de manifiesto la actitud de superioridad y soberbia con que Alemania se enfrentó a los holandeses. En la propia rueda de prensa a la conclusión del encuentro, ante las críticas, el propio mister alemán se encargó de afirmar que esa imagen correspondía al calentamiento previo de los equipos antes de comenzar el encuentro, que desconocía por qué se habían emitido en ese momento. Pocos le creyeron, sobre todo los holandeses. Ahora, su versión y la evidencia del caso de Andrea, dan la razón a Joachim Löw. Todo esto ha dado lugar a que expertos se estén dedicando estos días a revisar las imágenes de la Eurocopa para encontrar “nuevos fallos” en la realización de la UEFA.

Mientras, en Düsseldorf, Andrea sigue recibiendo mensajes de apoyo y ánimo, a la vez que explica, una y otra vez, toda esta subrealista historia.