Acusan al LOCOG de no poner a la venta entradas para Londres 2012

0

Un nuevo escándalo está poniendo, nuevamente, en el disparadero al controvertido Comité Organizador de Londres 2012, al que parece que se le acumulan los problemas.
Cuando faltan menos de 100 días para que den inicio los Juegos, al que las autoridades británicas han catalogado como “el mayor espectáculo que se podrá ver en la Tierra”, la mayoría de británicos se está preguntando que la cuestión está en quién podrá ver ese espectáculo.

Cientos de ciudadanos británicos han manifestado ya sus críticas y quejas a las autoridades británicas por el peculiar reparto de entradas que ha llevado a cabo el LOCOG; que ha puesto un elevado porcentaje de las mismas en manos de patrocinadores, compromisos y autoridades deportivas de tal modo que las entradas que quedan a la venta son más bien escasas.

“Al estadio acudirán finalmente los más ricos y poderosos, como siempre”, es una de las quejas más repetidas estos días en las redes sociales y que tienen en el punto de mira al controvertido LOCOG: Desde el Comité, Sebastián Coe se defiende de las críticas poniendo como argumento encima de la mesa que serán los Juegos donde más entradas se pongan a disposición del público, por lo que no entiende realmente esas quejas. El problema está en como se hará finalmente la distribución. La página web a su cargo ya colapsó en dos ocasiones y
un error en un programa informático provocó una duplicación de las
reservas para las entradas en la natación sincronizada. «¿Dónde están las entradas?», se pregunta el
periodista Antony Barnett en una investigación realizada para el canal de televisión «Channel 4».
«Esta pregunta debe obtener respuesta por parte del LOCOG lo antes posible», sostiene Barnett, quien
argumenta que son los propios contribuyentes los que financian los
Juegos. 
Y es que los aficionados exponen que las entradas para las pruebas más atractivas son reservadas casi en su totalidad para patrocinadores, sponsors y protocolo, quedando muy pocas unidades para la venta al público y a unos precios disparatados. Sin embargo, el grueso de las entradas la componen deportes y especialidades de poco calado entre la población británica como pueden ser las previas de judo o la competición de tiro.
A estas críticas ciudadanas se han sumado la de los propios atletas británicos, que han visto como el LOCOG ponía a su disposición dos entradas por atleta previo abono de las mismas, en un acto que han catalogado como ruín y miserable. 
Y por si fuera poco, a esto hay que sumar el problema de las entradas falsas. cotland Yard ya ha advertido en numerosas ocasiones al público que no compre
tickets en sitios web no certificados. «Hay una enorme demanda de
tickets para los Juegos, lo que hace más fácil a los
criminales poder llevar a cabo la estafas», dijo Nick Downing, a cargo de la
comisión especial creada en 2010 por Scotland Yard bajo el nombre
«Operación Podio».
Pero si alguien se siente ya estafado, aún sin comprar las entradas, son los aficionados ingleses por parte del LOCOG. Un nuevo problema para un LOCOG que parece, por momentos, desbordado.