Acuerdo Nike – United de 600 millones de libras

0

Todo listo. Tan sólo falta el anuncio oficial, que según las mismas fuentes que anuncian el acuerdo alcanzado, el diario británico Daily Mirror, llegaría en las próximas fechas y, en todo caso, antes del Mundial para evitar ser absorvidos, y restarle así notoriedad mediática al mismo, por la vorágine de noticias mundialistas que se aproximan en los próximos meses.

El Manchester United y la multinacional norteamericana Nike están a punto de sellar, de manera definitiva, un acuerdo que encumbrará a los de Old Trafford a la cumbre de los clubes que más ingresan por este concepto, sutiándose a la cabeza de todos ellos con un contrato de 600 millones de libras durante los próximos 10 años, esto es, 60 millones de libras anuales, o lo que es lo mismo, unos 72 millones de euros al año (100 millones de dólares anuales).

La mala campaña deportiva que está llevando a cabo este año el ex equipo de sir Alex Ferguson no ha sido óbice para que el conjunto de la familia Glazer alcance un sustancioso contrato con una firma que realmente no las ha tenido todas consigo a la hora de encarar la renovación del contrato que finaliza la temporada que viene hasta el último momento, cuando ha visto que las amenazas  del conjunto británico de entablar conversaciones con otras firmas, lejos de ser un farol, han sido una realidad más que palpable.

El acuerdo alcanzado supondrá más del doble de lo que actualmente obtiene el Real Madrid de adidas, 31 millones de libras y supondrá hasta casi tres veces más de lo que actualmente obtiene de Nike, 23,5 millones de libras, mucho menos de lo que clubes como Arsenal, Barcelona o Liverpool obtienen de sus respectivos sponsors técnicos.

Puma, Warrior y la propia adidas se postularon como candidatas a sustituir a Nike, que se ha visto obligada a contratacar con una oferta acorde con los intereses económicos que perseguía el conjunto de Anfield.

El nuevo contrato que en breve firmará con Nike, unido al extraordinario acuerdo alcanzado con Chevrolet, sin duda alguna mitigarán los posibles problemas económicos que pudieran derivarse esta temporada por la no clasificación del club entre los cuatro primeros de la Premier, algo que no está del todo asegurado dado el pobre papel que en lo deportivo está desempeñando esta temporada el club tras la marcha de Ferguson.