Acuerdo histórico de la WTA por sus derechos televisivos

0
Stacey Allaster, presidenta de la WTA
  • El nuevo acuerdo reportará más de 50 millones de dólares anuales por sus derechos televisivos durante los próximos 10 años

La WTA ha dado un paso de gigante en la consolidación de su marca a nivel mundial tras el acuerdo alcanzado para la gestión y explotación comercial de sus derechos televisivos durante los próximos años, un acuerdo que desde la propia organización han catalogado como histórico y, a tenor de las cifras barajadas, bien puede decirse que el calificativo no le viene para nada grande.

El mayor acuerdo de la historia de la WTA

La WTA acaba de anunciar el que es el mayor acuerdo por la gestión de sus derechos televisivos jamás alcanzado antes en la historia de la organización, un acuerdo que cederá los mismos a la empresa Perform Group, que se hace con dichos derechos durante los próximos diez años a cambio de desembolsar a la WTA la nada despreciable cantidad de 525 millones de dólares.

El nuevo acuerdo, anunciado por su propia presidenta, Stacey Allaster, concede la gestión y comercialización de tales derechos durante una década, periodo que comenzará en el año 2017 y culminará en el año 2026. Hasta el año 2016, es decir, durante las próximas dos temporadas, los derechos continuaran en poder de sus actuales titulares, la ESPN y Tennis Channel.

Los derechos viajan al Reino Unido

La nueva gestora de los mismos, Perform Group, es un grupo de comunicación británico con el que la WTA creará WTA Media, una nueva plataforma de comunicación que pontenciará la experiencia de los usuarios en el seguimiento del circuito femenino en el  mundo del tenis y que ofrecerá contenido premium sin precedentes hasta ahora en la historia del tenis femenino.

El acuerdo supone un salto sustancial en la explotación actual de tales derechos y se convierte en uno de los más importantes dentro de los deportes femeninos. Así, en relación a esto, no debemos olvidar que la WTA percibe en la actualidad de los poseedores de dichos derechos apenas 12 millones de dólares al año, por lo que el nuevo acuerdo supone un importante salto en lo que a la gestión de los mismos en particular y de la propia marca WTA en general se refiere.