A subasta la camiseta del jugador que lesionó a Neymar

0
Camiseta del colombiano Zuñiga puesta a subasta

El mundo del fútbol genera pasiones. Y negocios. Todo lo que en la actualidad se mueve en torno a este deporte supera, con creces, cualquier tipo de previsión hasta el punto de convertir en negocio todo aquello que sea susceptible de tal. Y no hablamos de los acuerdos comerciales que se firman en torno a las grandes (y pequeñas) entidades dentro de este deporte.

El último filón que parecen haber encontrado dentro del negocio del deporte está reservado, parece ser, a los aficionados, que también han visto la oportunidad de sacar provecho de los negocios paralelos que pueden ponerse en marcha teniendo como excusa al deporte.

Del balón de Beckham a las pelotas de McIlroy, pasando por el chicle de Ferguson

Desde que en el año 2004 un aficionado gallego subastara en un conocido portal de subasta el balón con el que el británico David Beckham falló el penalti en los cuartos de final de la Eurocopa que enfrentaba a Inglaterra y Portugal y que supuso la eliminación de los ingleses por casi 30.000 euros, los fanáticos del fútbol vieron una vía expédita a la posibilidad de obtener un sobresueldo poniendo en las redes objetos procedentes del mundo del fútbol en particular y del deporte en general.

Desde entonces, cualquier objeto susceptible de ser ofertado para los coleccionistas de los mismos es puesto en subasta por los agraciados poseedores que ven cómo, de manera inesperada, logran obtener unos importantes beneficios a un objeto en teoría sin mayor repercusión que el hecho de ser parte de una historia dentro del deporte, muchas veces, sin contenido alguno.

Así, desde entonces, hemos asistido a subastas de todo tipo, algunas incluso increibles de concebir, como la subasta del último chicle que masticó Alex Ferguson como entrenador del Manchester United antes de anunciar su retirada dirigiendo por tanto su último partido y que se adjudicó en ¡¡¡500.000 euros!!!.

Hace tan sólo unos días nos hacíamos eco en Marketing Deportivo MD de como otro agraciado fan, esta vez en el mundo del golf, puso a la venta en una casa de subastas la pelota con la que McIlroy embocó su último hoyo que le dio el título del Open Británico de Golf esta misma temporada y tras cuya consecución arrojó al público. La recompensa para el afortunado: 52.038 dólares.

La camiseta de Zuñiga, el colombiano que lesionó a Neymar

Ahora, nos hemos enterado de la última e insolita prenda que ha salido a subasta dentro del mundo del fútbol. En un conocido portal de internet un aficionado ha puesto a la venta la que en teoría sería la camiseta que utilizó el colombiano Zuñiga, la original, la que llevó puesta ese día, en el encuentro que disputó Colombia ante Brasil en el pasado Mundial de Fútbol y que acabó con la lesión de Neymar por una acción del juego con Zuñiga.

El resultado de dicha acción fue la fractura de una vértebra al internacional del FC Barcelona, hecho que parece ser más que suficiente como para convertirla en un preciado objeto para los coleccionistas. De momento, la puja supera ya los 1.400 dólares (algo más de 1.000 euros) cuando quedan algo más de 10 días para que concluya.

Si cunde el ejemplo, afortunado el que tenga la camiseta de los protagonistas del considerado incidente del Mundial: el mordisco del uruguayo Luis Suárez al italiano Chiellini.