A McCartney le gusta el sumo

0

Uno de los ‘cuatro de Liverpool”, el ex Beatle Paul McCartney, que se encuentra de gira con su nuevo disco, New, por tierras asiáticas, ha aprovechado su estancia en Japón para llevar a cabo un acto que ha sido portada en los medios de comunicación nipones.

El músico, que se declara ferviente admirador de un deporte tan tradicional como el Sumo japonés, se ha convertido en la primera estrella del rock (y de la música podríamos decir) que se asocia a uno de los torneos que se han celebrado durante estos días en el país del sol naciente para convertirse en principal patrocinador del evento.

Así, el ex de los Beatle ha querido reafirmar su admiración por esta práctica deportiva japonesa con el patrocinio del torneo más importante del año en Japón. Para ello, el británico no ha dudado en abonar una sustancial cuantía económica (cuya cifra no ha sido dada a conocer) para que su nombre y la portada de su nuevo disco, que lleva por título New, aparezcan en las banderas y pendones que se utilizaron en el Gran Torneo de Lucha Sumo Kyushu la semana pasada.

El evento, de una gran trascendencia en la sociedad japonesa hasta el punto que se le conoce como el Wimbledon del Sumo, se vio de este modo enormemente respaldado con la aportación del cantante británico pero también a nivel mediático, puesto que el hecho en sí provocó una enorme repercusión no sólo en Japón sino, además, en todo el mundo.

Sin embargo, la corriente más escéptica no considera este un mero acto de mecenezgo completamente altruista procedente de ese supuesto “amor” que McCartney profesa por este deporte. Muchos son los expertos que defienden que este patrocinazgo, precisamente con el torneo más importante de lucha sumo en Japón, no responde más que a una estudiada y concienzuda campaña de marketing y promoción del nuevo trabajo del ex de los Beatles, que, a la vista está, le ha proporcionado una importante repercusión.

Se demuestra una vez más, por lo tanto, el enorme poder del deporte como medio vehicular para la industria del marketing y del patrocinio, con un potencial que muy pocos sectores tienen para llegar de manera inmediata y directa a los aficionados.