A Ferrari no le gusta Twitter

0

Las redes sociales se han convertido en una de las herramientas más poderosas existentes en la actualidad a nivel mundial. Su potencial es tal que, desde todos los sectores, se trata de fomentar y potenciar la exposición de entidades y marcas a través de estas poderosas herramientas.

El sector del deporte no es ajeno para nada a estas nuevas tendencias. Los clubes y entidades deportivas más importantes del mundo son conscientes del potencial de la misma a la hora de llegar de una manera más directa, cercana e inmediata a sus seguidores, con todas las connotaciones que ello implica. Sin embargo, no obstante, existen aún determinadas instituciones dentro del mundo del deporte que consideran a las mismas más un complicado elemento difícil de conciliar con los intereses de la entidad que un aliado a la hora de favorecer a la misma.

Italia es un campo abonado para este tipo de tendencias contrarias a las redes sociales amén de los recientes antecedentes. El Comité Olímpico Italiano, tal y como informamos en MD en su momento, fue uno de los primeros en manifestar sus intenciones de limitar el uso de las redes sociales a los integrantes del equipo olímpico italiano en los pasados Juegos de Londres 2012. Más recientemente, el técnico actual del combinado nacional de fútbol transalpino, Cesare Prandelli, ya ha anunciado que prohibirá a los jugadores durante el próximo Mundial de Brasil del año próximo la utilización de redes sociales. Y ahora, ha sido Luca di Montezemolo, el presidente de Ferrari, el que quiere restringir el uso de la conocida red social Twitter a los pilotos de la escudería, en clara alusión a la gran afición que su piloto de referencia, Fernando Alonso, tiene al uso de la red del ‘pajarito’.

La frase exacta que pronunció Montezemolo en la RAI italiana fue la de “Vamos a prohibir Twitter”, aunque quizás, consciente de la severidad de la misma, rápidamente trató de suavizarla con varias argumentaciones. Así, preguntado si eso iba en clara alusión a la afición del piloto asturiano por Twitter, Montezemolo matizó que por supuesto que Fernando podría seguir utilizando Twitter todo lo que quisiera, aunque aclarando su uso “…pero aquello que concierna a Ferrari será comunicado exclusivamente por Ferrari”, sentenció.

Con ello pretende evitar filtraciones de posibles proyectos en los que trabaje el equipo aunque, los más críticos con la actitud de Montezemolo, ven en su decisión un intento velado de censurar las críticas que durante esta temporada ha manifestado Alonso contra la escudería precisamente a través de esta red social.

“Si no, nos arriesgamoms a crear situaciones que alteren el ambiente y la tranquilidad del equipo, que siempre ha sido, para mí, este año muy importante. Yo siempre he dicho este año que cuidado, primero de todo, con el comportamiento”, señaló Motezemolo.