A adidas no le gusta la Cienciología

0

Una de las grandes preocupaciones de las firmas de ropa deportiva a nivel mundial cuando firman a sus principales embajadores dentro del mundo del deporte es tratar de reducir al máximo las posibles “salidas de tono” que el jugador en cuestión pueda tener, ya sea en su faceta deportiva o en su vida privada, y que pueda de uno u otro modo afectar muy negativamente a la imagen de marca de la compañía que le patrocina.

Jovenes, con muchísima fama y una cuenta corriente con muchos ceros. Ese es el patrón general dominante en el perfil del brand ambassadors con el que se encuentran las firmas de ropa deportiva a la hora de incorporar a estas estrellas a su portfolio de representantes. Y este explosivo cóctel puede dar lugar, en muchas ocasiones, a situaciones un tanto inapropiadas para las firmas por parte de sus embajadores que pueden afectar, muy negativamente, a la imagen de la marca.

Por tal motivo, tal y como informa el diario alemán Der Spiegel, el grupo alemán adidas ha preferido atar en corto a sus futuros candidatos con una serie de requisitos, recogidos en diferentes cláusulas de su contrato, para evitar males mayores para la marca y de obligado cumplimiento para el embajador de turno.

Sin embargo, esta práctica, como decimos cada vez más habitual entre las grandes firmas de ropa deportiva a la hora de estampar el acuerdo con su nuevo embajador, presenta en algunas ocasiones situaciones que, cuando menos, llaman poderosamente la atención.

Y esto es lo que ha ocurrido con la multinacional alemana adidas, que entre cláusulas como la posibilidad de romper unilateralmente el contrato sin indemnización para el jugador por incurrir éste en prácticas de dopaje, la firma de las tres tiras está introduciendo en sus últimos contratos una cláusula anti-ciencilogía que garantiza a adidas que los deportistas que se incorporen a la firma no son miembros de la Iglesia de la Cienciología y que, además, no están vinculados por ningún medio y en ningún caso, con organizaciones que de una u otra forma o manera difunden los principos de L. Ron Hubbard, fundador de la Cienciología.

Der Spiegel recogió esta información del contrato firmado, en el año 2012, entre adidas y un internacional alemán que actualmente juega en el Bayern de Munich y al que ha tenido acceso el diario.