5 valores de Under Armour que deberían quitar el sueño a Nike

0
  • La incesante ascensión de Under Amour ya es un elemento de preocupación de gran calado en las grandes firmas del mercado
  • adidas ya ha sido desplazada por la firma de Baltimore del segundo puesto dentro del mercado norteamericano
  • En Nike comienza a preocupar sobremanera el potencial con el que cuenta la marca de Kevin Plank para golpear a las grandes compañías

A pesar que su evolución alcista no es cuestión de un día sino más bien al contrario, que las grandes firmas del sector han visto venir de manera sosegada el imparable crecimiento de la compañía de Baltimore, lo cierto y real es que no ha sido hasta los últimos dos años, principalmente el último, cuando tanto Nike como adidas han comenzado a mirar con cierta preocupación hacia atrás ante el imparable ascenso que viene mostrando Under Armour, la firma presidida por un joven ex jugador de la NFL llamado Kevin Plank que quizás jamás soñó con ser capaz de hacer sombra a las dos gigantes del secto.

5 valores de Under Armour que quitan el sueño a Nike

Sin embargo, la realidad que se ha presentado en los últimos años respecto a la evolución, en crecimiento constante, mostrada por la compañía de Baltimore ha comenzado a encender luces de alarma en sus rivales.

Superada adidas en el mercado norteamericano, una firma que verdaderamente ha sido sobrepasada no sólo por Under Armour sino a nivel global por las circunstancias que han provocado, a pesar de estar en año mundialista, a rectificar sus previsiones de crecimiento tanto para este 2014 como para el año próximo, el objetivo se pone ahora en la estela que deja, cada vez más próxima, la multinacional norteamericana Nike, que comienza a mirar hacia atrás temerosa de la llegada de los de Baltimore.

Con unas cifras de crecimiento imparables, en Nike comienzan a tomarse en serio la potencial amenaza que supone para la marca del swoosh la presencia, cada vez mayor, en el mercado de la compañia de Plank, algo que se puede reducir a un pequeño listado de temores que quita el sueño a los dirigentes de Nike sobre los valores con los que cuenta a su favor la compañía de Baltimore:

1.- Presencia cada vez mayor en el mercado de las zapatillas

Aunque sus cifras de ventas se encuentran aún bastante alejadas de las presentadas por Nike, en la marca de Oregon está empezando a inquietar los datos que dentro de este sector está obteniendo la firma de Baltimore. Así, las cifras de venta en lo que va de año han logrado superar ya el 26% y han convertido a Under Armour en la segunda compañía con mayor crecimiento dentro de los Estados Unidos.

2.- Consolidación como marca de referencia en el deporte femenino

Hace tan sólo unos días lo contábamos en Marketing Deportivo MD: Nike modificaba su estrategia de crecimiento para centrarse en la mujer y olvidándose de los deportes de acción. Si alguno trataba de hallar una explicación a este cambio de dirección de Nike en su política de expansión, debería girar su mirada hacia la compañía dirigida por Kevin Plank.

Under Armour es una de las compañías de referencia dentro del mundo de del deporte femenino. Con agresivas campañas y embajadores como Misty Copeland o la modelo Gisel Bundchen, el crecimiento de la compañía dentro de este ámbito del deporte es imparable. Y en Nike lo saben y tratan de poner coto a este éxito con una mirada desde su marca hacia ese sector que tan buen resultado les está dando a los de Baltimore.

3.- Crecimiento de sus tiendas al por menor

Hasta hace bien poco Under Armour vendía sus productos en tiendas deportivas autorizadas para ello, muy conocidas en los Estados Unidos, pero al fin y al cabo, sin un soporte de propio de la compañía. Cadenas como Dicks Sporting Goods, DKS, eran pues las encargadas de vender los productos de la marca de Plank.

Sin embargo, esta realidad, que en cualquier otra marca podría ser considerada como una debilidad, uno de sus puntos más vulnerables, en Under Armour la han convertido en una potencial oportunidad para hacer crecer aún más a la compañía. Así, a comienzos de 2014 Under Armour ya contaba en los Estados Unidos con más de 120 tiendas propias, a las que había que sumar su presencia online. Ello provocó que la venta directa al consumidor se incrementara hasta en un 35% del tercer trimestre con comparación con el mismo periodo del año pasado, lo que representa más de la cuarta parte de los ingresos netos de la compañía en el trimestre, un aspecto que tiene verdaderamente preocupados a los dirigentes de Nike.

4.- Crecimiento internacional aún por explotar

Mientras que en las grandes compañías del sector su presencia a nivel Mundial está ya en los límites de su expansión, Under Armour, como en el caso anterior, cuenta con la que es considerada por muchos como una enorme debilidad pero que más bien, desde el punto de vista optimista, hay que analizarla como una enorme oportunidad.

Así, Under Armour tiene una enorme oportunidad a nivel internacional, donde su presencia es más bien limitada. Aunque dentro de los Estados Unidos es una compañía ya consolidada, a nivel internacional la firma de Baltimore tiene ante sí un enorme reto-oportunidad por explotar comercialmente el sector en los próximos años dada la casi inmaculada posición que presenta en este aspecto.

5.- Acuerdos y patrocinios cada vez más importantes

Aunque a nivel nacional, en los Estados Unidos, la compañía cuenta con importantes acuerdos con la NFL o la MLB, el hecho de apenas tener representación y acuerdos importantes le dan la oportunidad de comenzar a trabajar en este campo de una manera más eficaz. Y en Nike saben de esta circunstancia. Y mucho. El culebrón en el que se convirtió la renovación de Kevin Durant fue propiciado, en gran parte, por la capacidad de Under Armour de poner entre la espada y la pared a la firma norteamericana, que se vio obligada a reaccionar sino quería perder a uno de sus principales embajadores a nivel mundial.

Under Armour con este fracaso demostró al resto de marcas dominadoras del mercado su potencial y su capacidad para afrontar negociaciones del calibre de las seguidas con Kevin Durant, lanzando un mensaje no sólo a dichas marcas sino también a los futuros embajadores, que ven en Under Armour una posible alternativa a las firmas tradicionales como Nike y adidas. Más presencia en embajadores en diferentes deportes, como fútbol, football o baloncesto, y más clubes y entidades entre sus patrocinados son objetivos de Under Armour que comienzan a preocupar en Nike.

Under Armour ya es una realidad. No es un proyecto de futuro que pueda incomodar más o menos a las grandes firmas del sector. Algunas, como adidas, ya han vivido en sus carnes cómo la compañía de Baltimore ha sido capaz de arrebatarle el puesto en el mercado norteamericano. Tras ello, Nike comienza a poner sus barbas a remojar tras lo ocurrido a su rival.