10 curiosidades de Jordan en el 30 aniversario de su debut

0
  • El pasado domingo se cumplieron 30 años del debut de Jordan en la NBA
  • Tres décadas después, la marca sigue siendo una de las firmas más consolidadas del mercado y Jordan se ha convertido en una de las claves del marketing deportivo actual

El pasado domingo tuvo lugar una efeméride de la que poco se ha hablado aunque da para mucho, tanto desde el punto de vista meramente deportivo, como desde el punto de vista de los negocios y el marketing que se produjeron alrededor de su protagonista desde entonces.

El pasado domingo se cumplieron 30 años del debut en la NBA de uno de los jugadores de baloncesto más importantes de toda la historia: el gran Michael Jordan, al que muchos consideran el jugador más grande que haya dado jamás la historia de este deporte. Hoy repasamos diez hechos desde el punto de vista del marketing deportivo que probablemente desconozcas de uno de los mitos vivientes del mundo del deporte.

Diez hitos que desconoces de Michael Jordan desde el punto de vista del Marketing Deportivo

1.- Aunque los primeros deportes que practicó fueron el baseball y el football, en 1978 se producía su debut en el mundo de la canasta en la Emsley A. Laney High School. Jordan jugó con el número 23 porque admiraba a su hermano Larry, que siempre utilizó el número 45. Michael dividió ese número por dos y lo redondeó al alza, dando como resultado el mítico número 23. Desde entonces, su camiseta sigue apareciendo en los listados anuales de las más vendidas dentro de la NBA aún llevando ya muchos años retirado.

2.- En 1984 debuta en la NBA tras ser elegido en la tercera posición del draft tan sólo por detrás de Olajuwon, que acaba en Houston, y Bowie, que recala en Portland. Ese año Jordan tendría un sueldo de 630.000 dólares. En su última temporada con los Bulls, Jordan se embolsa en concepto de salario 33,1 millones de dólares.

3.- Sus zapatillas deportivas siempre fueron de la marca adidas antes de su etapa en la NBA. Incluso la intención de Jordan siempre fue renovar con la misma. Pero una nefasta racha de resultados económicos de una todavía joven Nike motivó que presentara a su representante una oferta que no podría rechazar: 2 coches, un contrato multimillonario de 500.000 dólares anuales (tres años antes Nike había fichado al también número 3 del draft, Marques Johnson, por ¡¡¡6.000 dólares!!!. Entre las estrellas, Karim cobraba 100.000 dólares al año y Magic o Larry Bird se quedaban en 70.000 dólares) y una línea de zapatillas especialmente diseñadas e inspiradas en él. Jordan aceptó. Firmó por 5 años.

4.- Entre las condiciones de ese contrato, Nike se cubrió las espaldas ante lo que no dejaba de ser una arriesgadísima jugada para arrebatar mercado a Reebok con un novato con mucho potencial pero recién llegado a la NBA: en los tres primeros años, Jordan debía o haber sido nombrado Rookie del Año, o convertirse en un All Star o bien promediar una media de 20 puntos por encuentro. Si durante esos tres primeros años de contrato Jordan no lograba ninguno de los objetivos anteriores, Nike podría rescindir de manera unilateral el acuerdo firmado a la conclusión del tercer año. Desde Nike se plantearon una duda: “¿Qué sucedería si Jordan no cumplía ninguno de los objetivos anteriores pero sus zapatillas se vendían por millones?“. Y la propia Nike se respondió: si Jordan consigue vender en esos tres primeros años 4 millones de dólares de sus nuevas zapatillas, los otros dos años restantes se cumplirían íntegramente, aun cuando no cumpliera los requisitos de los 3 primeros años ya citados.

5.- Nike diseña para Jordan unas primeras zapatillas personalizadas para el jugador a las que llama Air Jordan y que llevan los colores rojo y negro de los Bull, los colores del diablo según comentó el propio Jordan nada más verlas. Jordan fue sancionado por la NBA con multas de 1.000 dólares al principio y de 3.000 y 5.000 dólares posteriormente por jugar con zapatillas que iban contra el propio reglamento interno de la NBA, que exigía zapatillas completamente blancas. Nike se hizo cargo de las sanciones, pagando miles de dólares cada temporada. No había mejor publicidad para la firma que las zapatillas, Jordan y sus sanciones.

6.- En su primera temporada, Jordan promedió 28,2 puntos por encuentro, fue elegido Rookie del año y Nike lograba embolsarse más de 100 millones de dólares con las nuevas zapatillas lanzadas para Michael Jordan. Tan sólo se quedó en el tintero haber sido elegido All Star. Fue el comienzo del dominio de Nike, una marca que jamás llegó a creerse lo que estaba viviendo

7.- Jordan se convirtió rápidamente en un reclamo para las marcas comerciales. Hoy, aún ya retirado, es el ex deportista que mayores ingresos obtiene procedentes de sus negocios y las actividades comerciales: casi 100 millones de dólares.

8.-En la temporada 92/93, Michael Jordan se retira como consecuencia del asesinato de su padre. En 1995 vuelve a las pistas. El partido de su regreso batió todos los récords jamás conseguidos hasta entonces por un partido de baloncesto en el mundo. Los ingresos publicitarios inundó de millones a las cadenas que dieron el encuentro.

9.- Fue el protagonista de uno de los partidos más mediáticos e icónicos de la historia de la NBA: el conocido como Flu Game, el Partido de la Fiebre, donde un Michael Jordan enfermo catapultó a su equipo a la victoria en las series finales ante Utah. El encuentro se convirtió desde entonces en uno de los momentos claves de la historia de la NBA. Años después Gatorade fue denunciada por publicidad engañosa por emitir durante el All Star Game de 2012 un spot basándose en dicho encuentro. Recientemente las zapatillas de Jordan en aquel partido han superado en una subasta los 100.000 dólares.

10.- El logo de su marca, Jumpman, nació en el año 1988. Casi 30 años después, es uno de los logotipos más conocidos a nivel mundial, objeto de estudio en las principales escuelas de marketing de todo el mundo. Se ha convertido en el símbolo de su marca Jordan, que abarca más de un 63% del total de cuota de mercado que tiene Nike en el mismo, un 97%.